Mi cabecero pintado

Hace mucho que tenía que haber publicado este post, pero lo dejé en “borrarodes” y se me fue pasando. Ahora por fin lo he rescatado porque estamos de renovación en casa.

SweetSuiteBlog - Mi cabecero pintado 01

Este cabecero lo pinté cuando nos mudamos hace un par de años. Primero os enseñé unas fotos de inspiración en este antiguo post: Un cabecero pintado, y hoy os enseño el que pinté para nuestro dormitorio.

Proceso:

  1. Pintar la parte superior de la pared de blanco hasta unos 90 ó 100 cm del suelo.
  2. Medir el ancho de la cama y cuadrarlo en la pared para que quede centrada.SweetSuiteBlog - Mi cabecero pintado 1y2
  3. Pegar la cinta de carrocero a modo de guías para el dibujo. El ancho de la cinta nos servirá con perfil del cabecero. Delimitar la zona superior por encima de la pintura que hemos pintado de blanco (100 ó 110 cm).
  4. Como para las líneas curvas no se puede usar la cinta, habrá que dibujarlas a mano con un lápiz y una plantilla que previamente hemos fabricado con cartón y un compás.MCP 3y4
  5. Preparar la pintura gris removiendo bien. Pintar con rodillo hasta las zonas delimitadas con la cinta y con un pincel los detalles de las curvas y los bordes de la pared.SweetSuiteBlog - Mi cabecero pintado 5
  6. Una vez seco, retirar con cuidado la cinta de carrocero intentando evitar que la pintura se levante. Si eso ocurre, podemos retocar las zonas dañadas con un pincel fino.
  7. Cuando la pintura esté totalmente seca, podemos colocar el mobiliario y disfrutar del resultado final.SweetSuiteBlog - Mi cabecero pintado 6y7

Me decidí por el blanco y el gris por un motivo muy sencillo. Quería que el color predominante fuera el blanco porque aporta mucha luminosidad y el dormitorio no es muy grande, y el gris porque tenemos fundas de edredón de diferentes colores que vamos alternando y necesitaba un color que combinara con todos ellos, así que el gris me pareció la mejor opción.

SweetSuiteBlog - Mi cabecero pintado 02

Creo que para tener un cabecero temporal, esta idea está bastante bien. ¿A vosotros qué os parece? Si os ha gustado el resultado y os gustaría hacer uno para vuestro dormitorio os animo a hacerlo sin ninguna duda. Podéis hacer uno más sencillo o buscar inspiración como hice yo. A demás lo bueno que tiene un cabecero pintado es que cuando os canséis de él podéis renovarlo sin ningún problema.

Próximamente os enseñaré el nuevo cabecero que hemos restaurado y que sustituirá a este que nos ha acompañado en estos primeros años es nuestra casa.

Anuncios

Un pensamiento en “Mi cabecero pintado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s